El mundo incierto

Por Pablo Salgado/

Respirar incertidumbre, vivir en la duda, se ha convertido en nuestra carta de identidad universal. Desde un barrio marplatense, hasta cada ciudad y país del mundo

Nada está claro. Nadie sabe que será de Cuba sin Fidel, y de Estados Unidos con Trump. No se despejan las preocupaciones sobre las consecuencias negativas de las dubitativas decisiones del gobierno de Macri en materia económica, política, y de relaciones exteriores. Hay incertidumbre sobre el día y la hora de la llegada de la lluvia de inversiones, por ejemplo. Nadie apuesta a un diciembre tranquilo en la Provincia de Buenos Aires, y no hay una sola voz que plantee sin dudas, que el gobierno de Vidal podrá guiar el barco de la gestión por el mar tormentoso del último mes del año

Incertidumbre. Palabra título, eco, letanía, sello. Aparece a la hora de analizar la próxima temporada, la recolección de residuos de hoy a la noche, o la continuidad del intendente. Y nada es fruto de especulaciones u operaciones: la misma provincia, oficialmente, presenta a cada momento herramientas, proyectos, planes, que son verdaderos eufemismos para no poner en palabras lo que realmente ocurre. Desde La Plata tienen dudas sobre la capacidad de gestión comunal, y monitorean, controlan, dirigen, a la distancia, la administración local

Incertidumbre ¿Cuál será el piso de ganancias? ¿De que manera se votará el año que viene? ¿Cuál será la inflación del 2016? ¿Habrá recorte presupuestario en la educación superior? Más dudas, más territorios inciertos, terrenos hostiles a explorar

Pero no solo nuestra ciudad, General Pueyrredon, la provincia y el país viven horas inciertas

Participar, representando a la Universidad Nacional de Mar del Plata, de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Jalisco, México, es una oportunidad para vivir fuertes sensaciones encontradas. Por un lado, aprender, sorprenderse, emocionarse, de la vastedad de las riquezas literarias, de pensadores, de artistas, de intelectuales, del mundo de habla hispana, verdadero territorio de belleza, novela, historia y cultura

Por otro, advertir que lo incierto, la duda, la desazón, la desesperanza sobre el presente y el futuro, no son sentimientos solo inherentes al argentino: el habitante de este territorio de las letras que es Iberoamérica, viste las prendas del dolor de lo inestable. Puede ocurrir lo menos pensado, en cualquier momento

Duda Norman Manea, escritor rumano, premio mayor de esta feria de Guadalajara, cuando describe los dolores de los desplazados, de los migrantes, con los totalitarismos, la discriminación y los muros, como acción directa que trae más pena y desigualdad

Incertidumbre, inseguridad, ve Vargas Llosa en el mundo de hoy, justificación para buscar en espacios privados e íntimos el placer, a través del sexo, la protección, el refugio, que el mundo de hoy, no puede brindar. Este es uno de los temas de su nueva novela “Cinco Esquinas”

El drama de la duda no queda circunscripto a la intelectualidad, a los estados, a los pensadores. La incertidumbre ha corroído cada espacio de nuestro tiempo, de nuestros haceres, y vivires. Ella nos termina igualando en la desigualdad, uniendo en el tiempo del individualismo, comparando en el mundo de las diferencias

Incertidumbre

La madre mexicana que busca a su hijo. Los 43 normalistas de Ayotzinapa, forman parte en realidad, de los más de 90000 desaparecidos a causa del narcotráfico y la violencia en Mexico

Una madre, y otra, a miles de kilómetros, que no sabe si su hija o hijo regresa, o es víctima de una balacera, de un accidente, del alcohol, las drogas, violaciones y muerte

Estadounidenses pro y anti Trump, duda el obrero si habrá trabajo, duda el bróker cuánto perderá por Donald

Ingleses, británicos, toda Europa, el pueblo venezolano, los cubanos que despiden a Fidel: todos tienen en común esa incertidumbre. Nadie tiene idea de cómo pueden precipitarse las cosas, ni que nuevos órdenes aparecerán

Los jóvenes, de todas las latitudes, de todas las clases. No hay más certezas: ni casa, ni trabajo, ni estudio, ni beca, ni sueño americano, ni bonanza europea, ni trabajo registrado y digno en América. Retiro, cobertura social, jubilación: ¿Qué es todo eso?

Colombia, Trump, el Brexit, las elecciones latinoamericanas, el achicamiento del estado de bienestar, el crecimiento de la xenofobia y los partidos anti inmigración en Europa, el revival de pensamientos nefastos que dejaron horror en el siglo XX, la nueva concentración despiadada de las riquezas en pocas manos, la falta de acuerdos e interés en comenzar a remediar las emisiones de gases, el olvidar el dolor y el sufrimiento del otro

Asistir a una muestra donde el libro es protagonista, se convierte en una inyección de esperanza. Esto es, parece, lo único que queda para contrarrestar la incertidumbre que todo lo puede

Rigoberta Menchú convoca al continente a no tenerle miedo a Trump, cree que es momento de unir fuerzas en mejoras desde lo pequeño, desde la comunidad, la lucha por la tierra, la resistencia activa. Son los últimos estertores del neo liberalismo, del capitalismo salvaje. No hay mundo que lo soporte, afirma

El momento llegó. No hay otra. El mundo incierto de este tiempo se combate, porque hay que combatirlo, desde la trinchera de la unidad, que es actuar y pensar desde el otro, con el otro, para el otro, en el otro. Y ese otro debe ser, de manera prioritaria, el más necesitado, entre los necesitados. Las certezas crecerán desde la base, desde el pie. El mayor error, el peor paso, sería cerrarnos en nuestras propias mínimas seguridades, en nuestro ombligo limpio, de panza llena

No hay que esperar a ver qué hace Trump para empezar a cambiar. Lograr que más de 150 personas por día dejen de vivir de la basura que tiramos los marplatenses, puede ser un buen comienzo ¿Y que tiene que ver eso con la incertidumbre mundial? Todo

Afirmar caminos, mirarnos como iguales, nosotros, comunidad, colectivo, ese es el antídoto. Inocular solidaridad a un mundo egoísta, es buscar salir de la incertidumbre

Comentarios

Deja un comentario