Giuntini, en el recuerdo: “Es un golpe que nos va a costar asimilar”

La pérdida de Alejandro Giuntini fue un golpe para todo el fútbol de Mar del Plata. Es que el ex defensor y entrenador dejó una huella marcada en los lugares donde pasó. Por eso, no resultaron sorpresa los mensajes que se multiplicaron recordándolo, y muchos coincidieron en punto: todavía tenía mucho para darle al fútbol.

Claudio Balsano fue uno de los que más lo conoció. El camino del fútbol los juntó hace casi dos décadas y los llevó a formar una amistad de esas que no se olvidan. “Ale fue una persona distinta a todas las que conocí en el futbol, una personalidad inimitable, con valores, humilde y abierta”, rememora Balsano con La Opinión MDP.
Giuntini falleció hace una semana luego de pelear contra una grave enfermedad, que lo encontró en plena actividad. El marplatense se desempeñaba como coordinador en Olimpo de Bahía Blanca cuando se le detectó una leucemia.
“La noticia de la declaración de su enfermedad fue totalmente inesperada. Ale era un deportista hecho y derecho, y si bien cualquier persona no está exenta a una cosa de estas, él regalaba salud, era un tipo sano desde todo punto de vista”, cuenta su ex compañero y destaca como, aún en la adversidad, peleó con dignidad hasta el final: “Tenía una personalidad de hierro y llevó este año con una entereza asombrosa. A veces te hacía sentir más débil a vos que a él mismo que estaba peleando”.
Claudio y Alejandro se conocieron cuando los dos soñaban con ser entrenadores, empezaron la carrera juntos y transitaron varios años. “Nos conocimos haciendo el curso de D.T. allá por el año 99. El llegaba de los Emiratos Arabes y aun no tenía decidido si continuaría jugando. Las amistades a veces se dan casi de manera natural. Yo recuerdo que dirigía la Quinta de Unión y la segunda vez que lo vi lo invite a que venga a un entrenamiento. El aceptó con gusto y a partir de ahí fue mi referente casi habitual en esta profesión”, contó el ex entrenador de Almagro, Unión y Los Andes, entre otros.
“Un año después él me invito a formar parte del proyecto que había iniciado con Almagro Florida y sus inicios como entrenador de Aldosivi, que había descendido del Nacional B”, profundizó.
Ese proyecto fue el inicio formal de la carrera de Giuntini como entrenador y allí cimentó muchos de los conceptos que lo acompañarían siempre, como la idea del buen juego o el respeto a los jugadores de la ciudad.
“Aldosivi no podía presentar su Primera local y se hizo una fusión con Almagro Florida. Recuerdo que armamos un equipo bárbaro donde debutaron un montón de pibes que después fueron figuras: Del Curto, Chávez, Sanabria, Santiago, Moreira, Osambella, Telechea”,
-¿Cuesta digerir su partida?
Hoy es un golpe que a sus amigos nos cuesta y nos va a costar asimilar. Se fue a mi entender una persona que tenía muchísimo para darle al futbol, un referente natural de Mar del Plata
-Se ganó el respeto de todo el fútbol de la ciudad, algo que no siempre se da.
Es tal cual. Ale fue una persona de convicciones muy fuertes, jugó en el fútbol de la ciudad desde pequeño hasta la 1ra división para de ahí saltar a la elite del fútbol argentino. Además, es una ciudad para nada sencilla en el reconocimiento de este tipo de cosas.
-¿Algún concepto o recuerdo que te haya quedado grabado de tu trabajo con él?
El concepto principal en materia de fútbol fue el que pregonó siempre: la sencillez en toda su dimensión, en tratar a los jugadores de fútbol como tales, en ser honesto con las formas y nada pero nada a cualquier precio. Anécdotas hay muchas. Ale era una persona con excelente sentido del humor y siempre trataré de recordarlo de esa manera, con una sonrisa y una charla de fútbol de por medio.

balsano

Comentarios

Deja un comentario