La Casa del Deportista: entre el abandono y un futuro de privatización

El estado de abandono en el que se encuentra La Casa del Deportista se profundizó en los últimos meses. El viejo caserón ubicado en Punta Mogotes que en su momento funcionó como albergue municipal para deportistas, está deteriorado ediliciamente y hasta hubo gente que lo usurpó y se instaló a vivir.

Las demoras debido a cuestiones administrativas, la falta de presupuesto y de un plan claro para su futuro, ponen al lugar con un destino que parece inevitable: la concesión a un privado.

Durante las últimas gestiones, la Casa del Deportista estaba bajo la órbita de Desarrollo Social. Se utilizaba como albergue para personas en situación de calle, o en caso de temporales e inundaciones. Su estado ya estaba lejos de la mejor versión.

Tras el cambio de gobierno, se determinó rápidamente que el lugar debía volver a su órbita natural, la del EMDER. Sin embargo, el traspaso formal todavía no se concretó.

“Todavía no tenemos la entrega formal al ente. Está en manos de Desarrollo Social, entiendo que es por cuestiones administrativas. Estamos a la espera de que se concrete al traspaso y tomar posesión”, le contó a La Opinión MDP el vicepresidente del EMDER, Carlos López Silva.

Más allá de esta demora en el cambio de manos, el futuro del lugar parece estar lejos de funcionar como un albergue para deportistas.
“Primero tenemos que ver en qué condiciones está. Pero una de las posibilidades puede ser sacarlo a licitación para que lo explote alguien interesado”, contó el funcionario y explicó: “No tenemos presupuesto para afrontar una obra de gran magnitud, como suponemos que se necesita. Estamos complicados para terminar algunas obras ya empezados así que en este momento lo veo difícil”.
De todas maneras, López Silva señaló que “primero tenemos que ver en qué estado está. Ojalá podamos hacer la obra y utilizarla como un albergue para deportistas”.

casa buena 2

UN HOTEL EMBLEMÁTICO
La Casa del Deportista funcionó en lo que supo ser el Hotel Punta Canteras, un lugar emblemático de Punta Mogotes. Estuvo a punto de ser demolido pero fue recuperado y se le dio un buen fin para albergar deportistas.
El alojamiento consta de tres plantas y una superficie total cubierta de 1.500 metros cuadrados aproximadamente, rodeados de espacios verdes y con una magnífica vista sobre el mar y el borde urbano de la ciudad.
Cuenta con una capacidad de hasta 130 personas, distribuidas en dos secciones, una anterior y una posterior. La sección delantera tiene 82 plazas, repartidas en 21 dormitorios de dos, tres y cuatro plazas respectivamente. La sección posterior cuenta con 24 plazas abajo y 30 arriba. Todas las habitaciones tienen (o tenían) baño privado, agua caliente, calefacción.

punta canteras hotel
Fotos actuales: Sandra Lucero. Gentileza www.marcadeportiva.com

Comentarios

Deja un comentario