Municipalidad – Unión: Un acuerdo trunco por falta de fondos

Se anunció con bombos y platillos a poco del final del año 2012. Rodeado de algunas polémicas, asomaba como un acuerdo beneficioso para las dos partes. El municipio trasladaría buena parte de sus dependencias al predio en el que funcionó la Villa Deportiva del club Unión; y el club Celeste llevaría su predio al Parque Camet. Tres años después, salvo la operación inmobiliaria, nada se pudo concretar.

Entre la falta de financiamiento y el cambio de gobierno, el proyecto quedó en veremos. Por un lado, las cuentas del municipio están en rojo. Por el otro, el mismo intendente Carlos Arroyo le bajó el pulgar a la mudanza: dijo que no es prioridad.

“Nos deben muchas cuotas del acuerdo firmado. Esperamos ese dinero para poder empezar con los trabajos de remover la tierra”, señalaron desde la dirigencia de Unión.

En tanto, Carlos Arroyo, mientras anunciaba las nuevas medidas para achicar gastos, tocó el tema. “El único problema es que no tenemos los recursos para poder terminarlo. Ya lo dijo el secretario de Planeamiento Urbano (Guillermo Mario de Paz): no es prioridad en este momento. Estamos trabajando en cosas más inmediatas”, remarcó.

Las complicaciones económicas del municipio no sólo le impiden cumplir con la idea del traslado impulsado por la gestión anterior, sino que también postergaron el proyecto de Unión: al Celeste todavía le deben una parte importante de lo pautado. Sin ese dinero, el club que formó al ahora NBA Patricio Garino, no puede iniciar ni siquiera el movimiento de tierras para hacer las canchas de fútbol.

EL CONVENIO
A fines del 2012 el escenario era distinto. Gustavo Pulti estaba en su segundo período como intendente y uno de sus objetivos era trasladar las funciones administrativas de Luro e Hipólito Yrigoyen al predio de 4 hectáreas situado en avenida Libertad y Tandil (ex calle 202), perteneciente a Unión, que estaba cerca de la cresta de la ola en su proyecto futbolístico profesional.

Allí surgió el convenio: el municipio le compró los terrenos a Unión y en parte de pago también le cedió 5 hectáreas en Parque Camet para explotar durante 25 años.

En este edificio se mezcla lo institucional y político con lo administrativo. Si hay un acontecimiento de tipo institucional, se mezcla con actividades administrativas o con una persona que viene a gestionar una autorización de un anteproyecto o la liquidación de un derecho. Eso no convive bien. Tenemos problemas de obsolescencia, de desplazamiento, de funcionalidad y tenemos un problema de mala convivencia de actividades muy disímiles”, explicaba Pulti en su momento.

El presidente de Unión era Juan Rey (luego funcionario en la Secretaría de Cultura) y celebró el acuerdo al que calificó “como un quiebre grandioso en su historia”. “El nuevo predio en Parque Camet nos da una seguridad mucho más importante. Nos da una hectárea más, un paisaje más lindo, una posibilidad mucho más grande, inclusive el estar cerca del mar. Y a la vez la Municipalidad nos va a ayudar en la provisión de tierra, de maquinarias para poder alisar el suelo, la plantación de árboles para forestar el lugar. Estamos realmente muy agradecidos por todo”, explicó al firmar el convenio.

AL MENOS, EL POLI
Si bien el objetivo inicial de trasladar el municipio está lejos de cumplirse, una parte del terreno comprado se ha aprovechado. Allí se construyó el año pasado uno de los Polideportivos barriales. El edificio cuenta con multigimnasio, canchas cerradas con piso flotante, pileta climatizada semiolímpica, salones de usos múltiples y aulas.

Comentarios

Deja un comentario