ONU condena ataque contra campo de desplazados en Siria

El ataque fue dirigido contra un campo de desplazados situado cerca del pueblo de Sarmada, donde habían buscado refugio unas 2.500 personas que habían huido de la guerra desatada en la provincia de Alepo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó hoy el reciente ataque, “aparentemente deliberado”, contra un campo de desplazados sirios en la provincia de Idleb, que causó una treintena de muertos.

El secretario general de la ONU reiteró también su llamamiento al Consejo de Seguridad para que “envíe un mensaje firme” a las partes involucradas en la guerra de Siria en el sentido de que “habrá graves consecuencias” por estos actos.

También recordó que hechos como ese ataque podrían constituir un crimen de guerra y sus responsables deberían rendir cuentas ante la justicia internacional.

“De nuevo insta al Consejo de Seguridad de la ONU para que remita la situación en Siria a la Corte Penal Internacional”, agrega el comunicado que leyó el portavoz.

Y recordó que el consejo, el máximo órgano de decisiones de la ONU, ha aprobado varias resoluciones para presionar a las partes involucradas en el conflicto sirio con el fin de que cesen “sus ataques indiscriminados contra los civiles”.

La ONU no apuntó quién puede estar detrás de este nuevo ataque. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos no pudo precisar el jueves si los aviones de guerra eran del Ejército sirio o de la aviación rusa, que apoya al régimen de Bachar al Asad.

El Gobierno de Damasco negó hoy estar involucrado, y acusó a “grupos terroristas” de perpetrar esta acción militar, pero la Coalición Nacional Siria, principal alianza política opositora, acusó al régimen de Al Asad de estar detrás de ese ataque.

El portavoz de Ban, Stéphane Dujarric, dijo que se está investigando quién es el responsable de este ataque contra el campo de desplazados y dijo que “es difícil pensar que se haya tratado de un error”.

Comentarios

Deja un comentario