El discurso del Rey.

por Javier Catalano / 

El Rey, se expresaba como él lo deseaba, podía expresar las más vanas noticias o las más espectaculares promesas. Nadie iba a discutirle. Lo más sobresaliente del título es la analogía retórica y poética, pero sobre todo política, que se establece entre un legendario Monarca y el débil soberano del Rio de La Plata. Es bien sabido que las comparaciones entre las personalidades reales y sus correlativos simbólicos son frecuentemente forzadas y, en ocasiones fingidas e ilusorias.

En esta funesta ocasión, siguiendo un referente histórico y poético que se reviste de la autoridad y prestigio de la tradición patriótica e histórica, acuden al símil obligado para engrandecer a un rey, en cambio asistimos a la lectura de un pobre relato de imprecisiones, e inexactitudes, producto de la ignorancia o de la malicia.
Lejos de ahí quedamos. Sin aprovechar la oportunidad de dar un mensaje propio de un estadista, terminamos escuchando un pobre panfleto, lleno de imperfecciones y errores. La primera reflexión sería: el presidente miente o está mal informado.

Los únicos datos que arroja son erróneos, como el número de mujeres víctimas de violencia de género, los datos que siempre la inflación le gana al salario, etc.- ¡El país está de pie! Levanta la voz, dando datos erróneos, como que dada la seriedad encarada las inversiones eléctricas están dando sus frutos, hoy 113 mil usuarios siguen sin luz.

Menciona la exportación de Arándanos y hoy los propios ¿exportadores? Le preguntan a donde es que se exporta.

Vocifera que la inflación es un mal recuerdo, y minutos antes del discurso una consultora propia da la cifra de entre un 2,5 y un 3% para febrero. ¿Nadie cuida al presidente? ¿Nadie Sabía?

Resulta muy duro escucharlo apoyar políticas que en la calle se ven morir en su contrario. Exalta la importancia de los científicos argentinos, pero reducen el presupuesto en el CONICET, apoya la lucha contra la violencia de género, pero se ha recortado el presupuesto en esta área. Habla de reparación a los jubilados, pero estos dejan de recibir medicamentos, incluso Oncológicos. Propone enviar una ley anticorrupción, cuando es una persona que desde su embriología se ha nutrido de trapisondas al estado, al decoro y a la ética.

Entre tanto se toma un instante para agredir directamente a un dirigente gremial, al tiempo que la secretaria de la cámara, pide en voz alta y sonando a modo de burla “Por favor respeto”.

En otro orden, en el área de las ideologías, me resulta cada vez más difícil escuchar la frase “Populismo irresponsable”, que significa eso, ¿los planes de viviendas, de odontología, los planes de medicamentos genéricos, de asignaciones? Ningún periodista repregunta.

Molesta el hecho de no presentar una sola propuesta. Les habla a los que la están pasando mal, y su alegato es solo: “Vamos a salir”, en una arenga que recuerda más al Bambino Veira que a un estadista. Y molesta más aún que pida que no se oigan las voces que no quieren el cambio. ¿No iba a haber lugar para todas las voces?, esa fue una frase fugaz y casi nadie reparó en ella, pero para mí revela el sentimiento genuino, no quieren voces disidentes.

Presenta el plan Patagonia, del que no hay una sola precisión sobre que trata.

Por último, y como una hermosa decoración para este desaguisado, la falta de tacto, menciona errando una vez más que la argentina posee solo el 40% de cloacas. Otra inexactitud, la Universidad Católica, reconoció el crecimiento a 75% años atrás. (párrafo: Entre las evoluciones positivas del periodo, se destaca la posición de los hogares correspondientes a la clase obrera integrada, pues reducen su déficit de manera estadísticamente significativa. Se adjunta dirección del trabajo completo) En el tema de las cloacas, ahora sin corrupción, quizás se refería a sus negocios con el condenado Intendente Rousselot. ¿Justo ese tema tenía que tocar Sr. Presidente electo?

Javier Catalano

 

Citas

http://www.uca.edu.ar/uca/common/grupo68/files/2015-ODSA-BDSA.pdf
http://www.ambito.com/805283-moron-tiene-una-historia-triste-que-relaciona-a-macri-con-rousselot

Comentarios

Deja un comentario