Un río revuelto para que pesque Mauricio

por Pablo Salgado /

La marcha docente es una cruel extorsión a la figura política del momento, que se desvive por los maestros, pero, al recibir  una provincia fundida, no puede dar más que lo que da

La marcha de la CGT fue el reflejo de la desorientación, debilidad, y acuerdos de las cúpulas con el gobierno, lejos de los laburantes,  y traicionando a   las bases. La violencia o las escaramusas justifican a los que no quieren más peronismo, ni peleas. Diálogo, es el nombre de estos tiempos. Dialoguemos, y dejemos al poder tomar sus decisiones. No les gusta? Ganen las elecciones, y podrán cambiarlo (gracias Aranguren)

“Nos pueden hacer paros, nos pueden hacer piquetes, nos pueden hacer distintas cosas pero en la decisión del cambio -que nació del corazón de los argentinos- no hay vuelta atrás” (Marcos Peña)

Las manifestaciones multitudinarias por el Día Internacional de la Mujer, han quedado reducidas, según algunos medios, a los incidentes en la catedral metropolitana, las pintadas en las iglesias del interior, como la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia, aquí en Mar del Plata, y escenas repudiables y desagradables de jóvenes disfrazadas de la Virgen, recreando un aborto en plena calle

Esto también se convierte en imagen del pasado, de lo que no se quiere, y hay que erradicar, destruir. Algunos lo quieren relacionar con un determinado sector político, si puede ser el peronismo de izquierda, o el kirchnerismo, mejor. Nada más alejado de la realidad. CFK y Macri pueden tener un punto de coincidencia: son claramente antiabortistas. Y la mayoría del pueblo argentino también lo es. Es cierto que hay que revisar leyes, grises, igualdades sociales, derechos, cuestiones muy profundas,  a abordar en este tema. Pero si no avanzó con el anterior gobierno una ley a favor del aborto, esta gestión no será la más indicada para promoverla. Podrá haber ley, y habrá veto

Olavarría, de la fiesta, al caos y la muerte. Dos víctimas. A esta altura, ya no quedan dudas, todos fallaron. Nadie se salva. Y aquí también, la maquinaria del símbolo, la comunicación, la especulación y la creación del nuevo relato, deja las piezas servidas en la mesa, para seguir construyendo el nuevo tiempo, sin nada de estos excesos, desórdenes, de los fuera del sistema

El nuevo país, el nuevo hogar argentino, se construye de diálogo, aceptación, resignación, celebración por el ocaso de ese peronismo que se cae o se autodestruye, llevándose puesto todos los símbolos finiseculares, como el Indio, los paros, 678, las marchas, los medios K que sin pauta se funden, la resistencia, las manifestaciones

“Esto es lo que sucede cuando uno pasa por encima de las normas” (Macri)

La única marcha aceptada por el medio pelo argento, es la de las cacerolas, y golpear las puertas de los bancos, si te agarra el corralito. Después, son todos desestabilizadores…

Repito lo escrito en otras oportunidades: para el antiperonismo furibundo, es una oportunidad histórica. Nunca se estuvo tan cerca de borrar de la faz de la tierra el movimiento. Se dirá, para salvar las apariencias, que el peronismo sigue, pero más “domesticado y republicano”, democrático. Un peronismo amancebado, manso, no es peronismo

Las imágenes de estos días, son materia prima para consolidar ese cambio inevitable del que hablan Vidal, Peña, Aranguren, o Macri. Y octubre será el tiempo para oficializarlo. El nuevo relato marcará la fecha de la reconstrucción moral de la patria

Mientras la oposición se siga atomizando, mientras los gordos jueguen el juego que quiera el gobierno, mientras la violencia sea el lenguaje de la falta de acuerdo, Duran Barba seguirá teniendo razón: como les dijo la los intendentes en el último retiro, las elecciones de octubre ya están ganadas

Y un agregado, lo que viene es la dessindicalización del país. Lo piden todos, el fondo, los inversores, los padres en la puerta de la escuela cerrada, todos. Eso sí, cuando los gremios estén pintados, no lloremos por la pérdida de derechos elementales. Se llevarán todo puesto…

Nadie quiere al kirchnerismo, pero todos quieren su caudal de votos. El peronismo parece dividirse cada vez más, el Frente Renovador no le garantiza nada a nadie: Para que votar la copia, si se puede votar el original. Y ahora con Margarita, si había algún K preparándose para tragarse el sapo de Sergio, desiste porque en el plato viene la líder del GEN, operadora constante de los juicios contra CFK, entorno y familia

Todos se dividen, se separan, reniegan. Al mismo tiempo, el PRO, junto al radicalismo, Lilita, el fiel Momo, y algunos otros, se abroquelan, y se fortalecen. Los radicales, más allá de las internas clásicas, saben que no hay otro lugar adonde ir, que la última vez que estuvieron solos sacaron menos del 2%, y que tienen al alcance de la mano el tiro de gracia para matar al monstruo

Nunca estuvieron tan cerca

A no ser que algunos, el pueblo, las bases, los cabecitas negras, uno, y luego varios, y después millones, salgan a decir otra cosa

Si eso no ocurre, el pescador llenara su barca, en medio del río revuelto…

Comentarios

Deja un comentario